El imperio del qué dirán

“Si queréis llegar a ser presidente de Estados Unidos, debéis de tener cuidado con lo que colgáis en Facebook. En la era de YouTube, hagas lo que hagas, será sacado a la luz de nuevo más tarde en algún momento de tu vida “. Se lo ha dicho Obama a un grupo de niños en una escuela de Virgina.

Es decir, no importa lo que hagas, lo que importa es que no lo subas a YouTube porque cuando seas alguien lo usarán en tu contra, porque “cuando eres joven, cometes errores y haces cosas estúpidas” y después las empresas buscan información sobre ti en las redes sociales. Oportunidad perdida, la de Obama y la de tantos otros – grandes hombres de estado o padres y madres de familia que comparten este planteamiento – para explicarles a los hijos que el miedo al qué dirán no es una buena forma de afrontar la vida. Que cometer errores es un derecho. Que lo censurable y lo hipócrita es que un jefe de Recursos Humanos, con resaca de whiskey y cocaína, decida no contratar a alguien porque sale borracho en un par de fotos de Tuenti. Que echar en cara a otros lo que aplaudiríamos a nuestro mejor amigo es signo de torpeza y falta de inteligencia. Que Internet es un lugar donde las personas deben relacionarse con naturalidad porque forma parte de la vida y no un escaparate de vanidades donde todas las personas son una marca. Inmaculada. Presidencial.

Share

2 comments

  1. Felipe   •  

    ¡Sí al derecho a equivocarse ostias! ¡No al continuo Personal Branding! ¡Sí a jugar con las redes sociales! ¡No al Mainstream Comunication!

  2. Pingback: El derecho al olvido | basteiro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>