Nace Actuable, un concentrador de activismo digital

Hemos navegado por actuable. Esta es una captura de pantalla tras firmar una acción.

Vas por la calle una tarde con buen tiempo y te sale al paso un chico con un peto y una carpeta dura sobre la que apoya unos formularios. “Perdone, ¿puede firmar para apoyar la investigación de la vacuna del SIDA?”, te dice apresurado mientras tú apresuras tu paso como de forma inconsciente. Algo dentro de tu cerebro te dice “sí, claro que puedo firmar; cómo no voy a firmar por eso”, pero otro algo dentro de tu cerebro te dice “no te pares, ahora no te puedes parar, no te pares que te lías”. Y no te paras la mayoría de las veces, y te quedas con mala conciencia.

Internet ha cambiado eso. Ha cambiado la forma en la que se nos pone alerta de los problemas. Ha cambiado la forma y el número de fuentes que podemos y solemos consultar para formarnos una opinión. Y ha cambiado la forma en la que damos nuestro apoyo a las causas que creemos justas. Inspirado por todo eso, ayer nació Actuable, una plataforma digital de activismo que pretende concentrar la acción en red.

Actuable quiere “multiplicar la capacidad de influencia de los ciudadanos a través de una comunidad online de personas y organizaciones sociales que unen esfuerzos para transformar el mundo”, nos dice su director Francisco Polo. La mecánica que han escogido es sencilla: “una persona o una organización describe una situación que quiere cambiar, redacta una carta e introduce el correo electrónico del destinatario ante el que se quiere protestar”. Hasta ahí, hay otros muchos sitios que lo hacen. “La novedad es que tras redactar la petición la comunidad de usuarios se encarga de firmarla masivamente, dando a conocer públicamente la injusticia denunciada”.

En Actuable, los usuarios no votan noticias o posts de un blog, sino que dan su apoyo – con registro, nombre y apellidos – a una campaña de activismo online. Hay un tiempo límite para firmar y puedes trasladar el módulo de votaciones a tu página web o blog personal.

En el día de su lanzamiento, Actuable ya tiene varias campañas en marcha: una contra la venta de agua mineral embotellada, otra en defensa de la neutralidad de la red y otra contra las visitas del Papa pagadas con dinero público. Actuable tiene valores ideológicos: “uno de ellos es el progresismo”, explica Polo, “la defensa de derechos y libertades civiles, la protección del medio ambiente, la lucha contra la pobreza y por el desarrollo. Si alguien quiere proponer campañas que no vayan en esa línea, les explicaremos que actuable no es el lugar”.

La financiación de Actuable depende de las organizaciones sociales que quieran contratar servicios extra con ellos, que pueden ir desde la promoción especial de sus campañas hasta que la empresa les ponga en contacto con usuarios de la comunidad con perfiles que encajen en los intereses de la organización. Actuable quiere ser la versión digital y participativa del chico del peto y la carpeta.

“Todos los que estamos en el equipo somos emprendedores”, nos dice Francisco Polo, que se hizo popular en ciertos círculos de Internet al protagonizar una campaña digital contra las bombas de racimo que acabó por llegar al Congreso de los Diputados; ha trabajado para Amnistía Internacional y ahora diseñando estrategias de comunicación digital en el PSOE. Otra figura a bordo de Actuable es Álvaro Ortiz, que ha trabajado durante años en una de las consultoras más importantes de Internet, The Cocktail, y que ha sacado ya adelante proyectos como Partigi, Mumumio o Nvivo.

Revolución online o activismo de salón

Sobre todo tras la campaña contra la represión del régimen de Irán contra la llamada Revolución Verde, después de las elecciones presidenciales de 2009, una cierta crítica ha rodeado al denominado despectivamente ‘activismo de salón’, ese que se dice que se hace desde el sofá, haciendo click sobre las pestañitas de Twitter o Facebook. “La obsesión por el seguimiento de los clicks realizados convierte el activismo digital en clickactivismo, que ha arruinado el activismo de izquierdas”, dice un colaborador de The Guardian en un artículo que la web Masticable resume en conclusiones como estas:

  • El problema es que este modelo de activismo abraza sin crítica la ideología de la comercialización.
  • Se acepta que las tácticas publicitarias y de estudios de mercado usadas para vender papel higiénico pueden también construir movimientos sociales. Esto manifiesta una fe excesiva en el poder de la métrica para cuantificar el éxito. Así, todo lo que hacen las y los activistas digitales es controlado y analizado.
  • Promueve la ilusión de que navegar por la web puede cambiar el mundo. El clicktivismo es al activismo como McDonald’s es a la comida que se cuece a fuego lento.
  • Cualquier activismo que acepta acríticamente la mercantilización de cambio social debe ser desestimado.
  • El activismo digital es un peligro para la izquierda. Sus ineficaces campañas de márketing difunden cinismo político y desvían la atención de los movimientos genuinamente radicales.

El equipo de Actuable no esta de acuerdo en el fondo de ese discurso. “No podemos decir que el activismo online sea menos activismo que el tradicional porque ocurra delante de un ordenador, precisamente porque Internet permite que la gente que no tiene tiempo para estar dedicada al cambio, puede sumar su esfuerzo a su manera”, dicen sus responsables. “Ya no es el mismo pequeño grupo de personas la que está en todas las causas, sino que se pueden unir miles”.

Share

5 comments

  1. MADY   •  

    ¡Por favor, señor@s, no pasen de largo! Hemos, estamos, dando un gran salto. Estos son nuestros comienzos como “Una Accion Civica Digital”. En nuestras manos esta la fuerza de una multitud Inteligente. La fuerza para salvar…todo o nada.
    Con una firma he visto como “David vence a Goliat” y hay tantos triunfos por realizar.
    ¡Si! es Actuable. Responsable. Realizable.

  2. Pingback: En-red-ando con crí@s… (14) | Hij@s de Eva y Adán

  3. Pingback: Tu haces grande Actuable | Francisco Polo

  4. Pingback: Actuar | Espacio de JOSÉ ANTONIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>