10 cosas sobre democracia que nos dicen unos vídeos que los nuevos eurodiputados deberían ver

Pongamos un vídeo, que en realidad son 10. Se trata de los ganadores del concurso Radical Democracy (disclaimer: he formado parte del jurado) y van sobre democracia. Sobre cómo entendemos que funciona la democracia europea.

Dale a pantalla completa. Échate un rato hacia atrás.


Si vemos los vídeos uno a uno, cada uno cuenta una historia. Si los vemos juntos, estos y otros 20 que participaban en la final del Radical Democracy Video Call, podremos ver que hablan de nosotros. De qué imágenes y palabras elige parte de la juventud europea para explicarse.

En estos vídeos se ven muchas cosas; entre ellas estas 10:

1. Los políticos han desconectado

La mayoría de las piezas más destacadas no hablan de actualidad sino de sistema. No hay referencias a temas concretos que ocupen grandes titulares en los países de cada uno; los autores españoles no hablan de aborto; los turcos no tratan de explicar por qué temen que se haya restringido la venta de alcohol como si fuera el principio de algo más; los ingleses no se enzarzan en si son más o menos europeos.

Los vídeos hablan de un problema mayor: la desconexión entre representantes y representados. No importa para qué tema: la democracia de hoy no está preparada para recibir órdenes de sus ciudadanos. Hay un cortocircuito.

Esa brecha se representa en varios vídeos muy críticos con los políticos como un todo, como ‘una casta’, sin dejar huecos a matices o excepciones; en esos vídeos, no hay unos políticos malos (los que mandan) y unos buenos (los que no mandan). Son todos parte de un sistema que no funciona.

En el caso de ‘Boxer’, el más explícito, básicamente lo que se dice es: un perro tiene las mismas cualidades que un candidato electoral para cumplir con nuestra voluntad y resolver nuestros problemas.

Los animales dan mucho juego, desde Orwell; aquí, los políticos son patos.

Este desacople entre gente e instituciones se expresa también muy claramente en (S)laughter con una idea muy sencilla: poner en boca de ciudadanos de a pie frases pronunciadas por sus representantes.

Hay otros vídeos que trabajan en esa línea, como el satírico spot electoral del Partido Contra los Ciudadanos, una parodia sobre las promesas electorales.

2. Los medios de comunicación son cómplices

Ay, los medios.

Hay varias referencias a los medios de comunicación no como cómplices de la ciudadanía sino como un blindaje cultural de ese poder poco concreto que ha secuestrado nuestra democracia y la mece en su regazo. Los grandes medios de comunicación son la nana que hacen la criatura democrática quede entre dormida acomodada en ese regazo, que marca el ritmo de la canción.

El caso más explícito es el de quizá el vídeo más espectacular de todos: ‘Tornistán’. Dibuja el contraste entre lo que sucedía en la calle durante las revueltas en el Parque Gezi de Estambul y lo que salía por la televisión en esos momentos. Todos los hechos representados son reales: aquella noche de gases y heridos – luego muertos – en la tele estaban echando un documental de pingüinos, mientras la señal en directo sí estaba en cadenas internacionales.

En una sociedad de grandes corporaciones de la comunicaciones con intereses comerciales de todo tipo, la democracia se define por aquellos mismos que la ponen en peligro. Esa idea subyace en este vídeo que usa archivo y remix (y no es el único en hacerlo), Democracy.

Llama la atención entre tanto escepticismo ante el mecanismo electoral un vídeo: Don’t vote under 25! Se trata de un juego de psicología inversa para pedirle a la gente joven que vaya a votar para solucionar sus problemas.

3. Las redes nos permiten soñar, pero cuidado con las pesadillas

También Tornistán es el ejemplo más claro de qué amanece como la contraposición a la falta de confianza en esas instituciones que también son los medios de comunicación. La red.

La red rompe la censura. La red exige a los medios y a los políticos que cuenten la verdad; e identifican las mentiras. La red devuelve las ideas mediáticas al espacio común de conversaciones, donde son debatidas y enriquecidas.

Pero ojo: la tecnología tomando nuestras vidas puede también producir pesadillas, como la que se presenta en Welcome To Oxmouth, una ‘Smart City’ distópica que vampiriza a sus ciudadanos para el beneficio de los de siempre. La interactividad como esclavitud; el Big Data como materia prima del control social y la ingeniería social. El progreso como enemigo.

4. Esta generación tiene su propio lenguaje; dejadnos innovar

Esa confrontación con una democracia insuficiente con la que sus vigilantes, los periodistas, han sido benevolentes, contrastada con una nuevo espacio de acción individual y colectiva, Internet, produce nuevas narrativas políticas.

En los vídeos finalistas de la convocatoria no hay apenas iconografía política clásica. No predominan los puños en alto, de un lado, ni las demonizaciones directas al comunismo del otro; no son vídeos contra Erdogan, o Rajoy, o ningún comisario europeo. Hasta el vídeo finalista italiano, Italia 2030, juega con Berlusconi como una anécdota histórica dentro de un proceso mucho más global de banalización de la política y recorte de libertades.

En vídeos como este mismo de Italia vemos una referencia al programa de televisión Gran Hermano. No es la única; hay dos más entre los 30 finalistas. La publicidad es fuente constante de inspiración. La televisión como distorsión y fábrica de pesadillas. Máscaras de Anonymous.

Sí hay excepciones en cuanto a la concreción ideológica. El más claro es que de la española @filosofafrivola, un vídeo explícitamente feminista (el único entre los finalistas).

Un caso muy interesante en el que detenerse es el de #OcupaElDinero, del colectivo español Terrorismo de Autor, que es una acción activista en sí misma, real: varias personas con caretas ingresan en el banco billetes con mensajes políticos escritos.

Estos mensajes, que pasan a estar en el sistema bancario y cabe pensar que pasando de mano en mano y de cartera en cartera, recogen citas de personajes históricos (los de las caretas) como Mao Tse Tung o Karl Marx o Ghandi.

Pero, a la vez, la carga de identidad política del vídeo se reorienta con otros invitados más contemporáneos, como el caso del mítico Ecce Homo de Borja, convertido en obra maestra involuntaria de la remezcla y la sociedad en red.

5. Ya, y esto ¿cómo lo arreglamos?

Hay pocos vídeos entre los finalistas que apuesten por alternativas políticas concretas a gran escala. Hay abundancia en la diagnosis; hay escasez en el tratamiento.

En las producciones audiovisuales mediactivistas o periodísticas que se han publicado al calor de las grandes movilizaciones de los últimos años suelen estar presentes dos elementos: la construcción del mito de la política en red y la recuperación del mito de las asambleas.

De la parte digital de esa política en red ya hemos hablado. Hay una parte analógica, la de la potencia de la autonomía del activismo político. En los vídeos no se transmite la sensación de que sería necesario un gran partido o plataforma que tumbara todos los defectos y cortara todas las ataduras de esta democracia, pero sí hay abundancia de pequeños dispositivos con mensajes incisivos, que a través de la difusión generan impacto cultural, social, político.

Ejemplo 1. El más claro. #OccupyTheMoney, ya lo hemos desgranado. Qué pena que no apuntaran los códigos de los billetes, porque ahora los estaríamos rastreando en EuroBillTracker.com

Ejemplo 2. ‘The Scale of The Balance’. Muestra una iniciativa individual, una acampada, que deriva en una red de  apoyo mutuo donde no aparece ninguna institución sindical referenciada, y que tumba al poder establecido no con sus mismas herramientas de poder sino a través de la deslegitimación.

Ejemplo 3. Un hackeo visionario del tranvía de Estambul

Aunque este es el tipo de referencias que más abundan, hay también referencias a fórmulas más clásicas. La más claras son ‘Hope Area #2’, que ya desde el título impulsa una visión idealizada de las asambleas que se montaron en París como eco de las movilizaciones del 15M en España y Occupy Wall Street, y sobre todo este ‘Radical Democracy in Practice’:

6. Sin violencia a pesar de la violencia

Hay una violencia representada con formas sofisticadas e institucionales, la que vampiriza ciudadanos en Welcome to Oxmouth o la que mete cabezas en bolsas de la compra. La de las fronteras. La policial. También la que descuartiza animales en la carnicería de ‘Le complexe de la viande’.

Está menos representada, sin embargo, la violencia como respuesta o apuesta de los que protestan. Solo aparece directamente en uno de los vídeos de entre los 30 finalistas, It’s a Riot.

7. La ciudad es el lugar de la política global

La ciudad es el espacio de la geopolítica. El urbanismo el es el escenario de la tensión y la violencia; de la tiranía y de la salvación. De la frustración y el alivio.

Desde los árboles del Parque Gezi de Estambul hasta la acampada en la zona moderna de Paris; desde el tranvía de la calle Ikstalal hasta los cajeros automáticos de una calle de Madrid; desde una fábrica a las afueras de Belgrado a una mezquita en Bosnia. Los lugares son importantes; los vídeos están atados a una geografía para poder contar su historia global. Y en el imaginario del que los ve está la Puerta del Sol de Madrid, los transportes de Sao Paulo, el Taksim de El Cairo o el Gamonal de Burgos.

8. ¡Bajad los impuestos! ¡No, subidlos!

Una cosa es lo que explícitamente nos dicen los vídeos y otra cosa es las ideas que subyacen, intencionadamente o no. Y esas ideas son variadas. No hay una hegemonía ideológica en la convocatoria, aunque predominen valores liberales.

El vídeo Boxer dice que los impuestos son malos y probablemente muchos de los personajes invitados a #OccupyTheMoney, por ejemplo, sugerirían una subida de impuestos a las clases más pudientes.

El vídeo Koit from Lauküla, preciosa estampa de una Europa rural y remota, da voz a argumentos euroescépticos, nacionalistas y un poco xenófobos, aunque en a boca de esta mujer parecen como un canto al hastío más que al rechazo.

Hay otros ejemplos, en cambio, que defienden una Europa social interrelacionada.

9. Así es el mapa de los héroes vulnerables

Entre los 30 vídeos más importantes sobre democracia en Europa de esta convocatoria hay hasta 5 que tienen como un elemento central la historia de una migración. El dibujo de un mapa europeo con fronteras políticas, las oficiales, y las fronteras de la empatía, que nos hace compartir problemas con una checa que viaja a Reino Unido o con un birmano que viaja a España.

El corto documental que cuenta la experiencia de Kumara es, además, una extraordinaria pregunta sobre la libertad.

10. ¿Qué pasaría si estos vídeos conversaran entre sí?

Así, sin quererlo, estos 30 vídeos — y podríamos ratificar este análisis con los más de 200 que se han presentado a la convocatoria — ponen una conversación encima de la mesa del Parlamento Europeo para esta próxima legislatura: la tantas veces cacareada y nunca acometida refundación de la democracia. Para protegerla. Ya que todo el mundo asume que las instituciones europeas deben ser más democráticas, que tiene trabajo por delante, digamos que tienen la oportunidad de innovar y no solo de copiar lo que ya existe para salvar la papeleta.

Si estos 30 creadores, cada uno desde su isla desierta, han izado banderas con cierto parecido, imaginemos qué puede pasar si hubiera puentes entre esas islas. Si estuvieran en contacto. Si lo radical fuera, sencillamente, que hubiera conexiones en vez de cortocircuitos.

An English versión of this article is available here

 

Share

6 comments

  1. Pingback: 10 cosas sobre democracia que nos dicen unos vídeos que los candidatos deberían ver - Iniciativa Debate

  2. Tinejo   •  

    Sin traernos nada que no sepamos si, en una vista consecutiva, te recuerda tanto y tanto que en conjunto hace que ese hastio sea tan pesado sobre la espalda a diario. Cuando te golpean cuestiones por separado parece que la queja es más cuestión de mala supervivencia que de indignación real, pero no.

    http://casaquerida.com/2014/05/24/candidatos-encapotados/

  3. Pingback: 10 cosas sobre democracia que nos dicen unos vídeos que los candidatos deberían ver

  4. Pingback: “Radical Democracy”: cómo crear una sociedad europea abierta e inclusiva | Despuesdelasmusas's Blog

  5. Pingback: La filantropía y el periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>