Ya pasó la fiesta

Ya pasó la fiesta. Aún nos dura la resaca de la noche en la que celebramos los dos años de eldiario.es, pero ya estamos enterrados en la siguiente rutina, enfrascados entre párrafos que no acaban de encajar y fuentes que llaman hoy porque ya no les conviene lo que te contaron ayer; apasionados con el siguiente reto, con el que nos llenamos las manos mientras con la punta del pie y de reojo colocamos los cubos que recogen las goteras que salen cuando nos llueve de imprevisto y no hay paraguas para todos. Estirando la paciencia con el chicle de la ilusión; sobrevolando las inercias con el tauritón de la alegría.

Hay de pronto un tipo nuevo sentado en aquella esquina. Un carnicero con el que ahora ya no tenemos que whatsappearnos para tomar una cerveza al salir. El grupo de Telegram hierve porque cada vez somos más. Hemos dibujado una reorganización de las mesas de la redacción otra vez para poder encajar, pero una misteriosa fuerza – es inercia pero también es resistencia nostálgica – nos frena y no acabemos de hacer los cambios nunca. Tendremos que aprender a mirarnos de otra manera, como cuando conduces un coche en un país donde se circula por la izquierda; tu cuello gira instintivamente hacia donde había un retrovisor y encuentras una ventana.

Jesús no pudo venir a la fiesta porque él era eldiario.es esa noche, como tantas otras noches; y Aitor tampoco porque estaba por ahí de vacaciones buscando su sombra para cosérsela a los pies. Ander se tuvo que ir antes para poder abrir la tienda. Diana organizó el sarao y Alejandro hizo este vídeo donde salimos unos cuantos para dar las gracias.

Los primeros del lugar ya contamos batallitas. Pues sí, hay que asumirlo. No se me va a olvidar aquella primera mañana con wifi (era lo prioritario) y sin muebles en la primera redacción de eldiario.es, desde donde escuchábamos los ensayos de El Rey León. Ese que ahora fotografiamos desde el otro lado de Gran Vía. Hubo un momento de conciencia, sentado en el suelo de la habitación y un Google Docs abierto: “Funcional técnico de eldiario.es (v junio 2012)”, que era básicamente el diseño de las tripas y la arquitectura de lo que hoy se ve.

eldiarioes 2014

Han pasado dos años  desde la foto de izquierda hasta las dos siguientes de la redacción y de la fiesta con socios. Pero sobre todo han pasado tantas cosas que, además del subidón, ya nos permitimos el lujo de la melancolía.

Ya pasó la fiesta. Ya hemos presumido, celebrado y nos han abrazado. Hemos preparado, bebido y nos hemos emocionado. Ahora queda todo lo demás. Esperen un momento, que viene un compañero a que pensemos juntos un titular.

Share

1 comment

  1. PatilleroMusical   •  

    Además de felicitaros por vuestra alegría, queda también comentar que el uso de photoshop al parecer, se ha usado con criterio profiláctico, ya que en los planos publicados o, los que habéis repetido, están limpios como el folio en blanco. Beber, lo que se dice beber, lo han hecho todos a escondidas. No es por nada pero estamos en época de vendimia y unos vinos hubiesen quedado bien en la manos de los que se hubiesen atrevido a salir así, en la foto. Lo del sonido y las brasas de algunos de vosotros se espera mejore para otras ocasiones. A trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>