FOTO: El rey león

El coche de los nuevos reyes a su paso por Gran Vía camino del Congreso de los Diputados durante los actos de proclamación de Felipe VI

El coche de los nuevos reyes a su paso por Gran Vía camino del Congreso de los Diputados durante los actos de proclamación de Felipe VI / Juan Luis Sánchez

Foto tomada desde la redacción de eldiario.es, en Gran Vía, donde llevamos días pensando en el momento en el que el coche pasara por ahí, justo por ahí.

La imagen es en realidad un fotograma de este vídeo:

Actualización: Aquí la foto cuando han pasado de vuelta, camino del Palacio Real.

20140619-140829.jpg

Y aquí el vídeo:

Resumiendo, en un tuit:

Share

Una tarde republicana

Crónica: Miles de personas piden la palabra tras la abdicación del rey

20140606-122414.jpg

Manifestación por un referéndum sobre la monarquía – Puerta del Sol. 2 de junio de 2014. (Juan Luis Sánchez)

20140606-122402.jpg

Sergio Ramos haciéndose un Paz Vega – Puerta del Sol. 2 de junio de 2014. (Juan Luis Sánchez)

20140606-122332.jpg

Manifestación por un referéndum sobre la monarquía – Puerta del Sol. 2 de junio de 2014. (Juan Luis Sánchez)

 

Share

INtoxicados por las PReferentes

Gracias a que Andrés Gil confía en mis ideas raras y a que Susana Millán ha sido capaz de hacer esta composición para el titular, en la última revista de eldiario.es, monográfica sobre Los correos de Blesa hemos sacado un texto así de bien empaquetado:

20140127-154548.jpg

Es un artículo sobre los correos que demuestran cómo funcionaba el laboratorio financiero de las preferentes y cómo el entonces presidente de Caja Madrid y sus asesores celebraban aquel pelotazo. Tirando de analogías y de alguna licencia narrativa, ahí está una historia que mezcla la realidad de la estafa con la trama de ficción de la serie Breaking Bad.

Si alguien no ha visto la serie, o no he acabado de afinar bien los guiños, hemos publicado hoy el texto online con enlaces a los personajes y momentos de la serie a los que se refieren algunas frases.

Leer en eldiario.es

¡Vivan los Pollos Hermanos!

 

Share

Los correos de Blesa: el Breaking Bad de Caja Madrid

20140127-154735.jpg

Ya está en kioscos y librerías la revista de eldiario.es dedicada a Los Correos de Blesa (¿qué son?). Es una puesta en contexto y vuelta de tuerca al material que hemos venido publicando desde diciembre sobre la correspondencia electrónica del expresidente de Caja Madrid.

Y dentro de esa vuelta de tuerca está mi texto sobre la bajada a los infiernos de Miguel Blesa, incapaz de detener la máquina tóxica de las preferentes mientras hacía millones con ella. Me valgo de una analogía con la serie Breaking Bad para un texto que, para qué lo vamos a negar, he disfrutado mucho escribiendo. Con ayuda de la responsable del diseño de la revista, Susana Millán, le hemos hecho un homenaje a la cabecera de la serie.

Esta en kioscos, librerías y en la casa de los socios de eldiario.es.

Share

Así está funcionando Filtrala.org; así se ha publicado la negociación europea del tratado con EEUU

TTIP-Comision-Servicios-Inversion-UE_EDIIMA20140613_0292_13

Este viernes hemos publicado en eldiario.es la primera gran filtración que sale de la colaboración con la plataforma de comunicaciones seguras entre ciudadanos y periodistas filtrala.org. Se trata de documentación confidencial sobre las negociaciones europeas para el Tratado de Libre Comercio con EEUU, que afecta directamente a la prestación de servicios públicos en Europa.

¿Cómo funciona nuestro trabajo con Filtrala? Esta herramienta tecnológica para el envío seguro de documentación nació en abril. Desde entonces, cada semana los periodistas de eldiario.es, Diagonal, La Marea y Mongolia – medios también colaboradores de Filtrala.org – hemos mantenido reuniones para ir analizando la documentación que iba llegando a través de la plataforma. El proceso es, a veces, tedioso o farragoso por varias razones.

Primero, porque la cultura del whistleblowing (del chivatazo, digamos) no está aún instaurada en España. En otros países, como por ejemplo Bélgica o Reino Unido, está regulado el derecho que tienen trabajadores de empresas o del estado de saltarse las normas internas de confidencialidad ante algún hecho o documento que sea flagrantemente de interés para el correcto funcionamiento de la democracia. En España estamos a años luz de eso y tampoco el hábito está instaurado: nos movemos más entre rumores que acaban siendo pistas o negociaciones con fuentes interesadas que también son agentes de actualidad.

En ese contexto, parte de lo que ha llegado a filtrala.org no ha sido algo diferente a lo que podría recibir cualquier periodista por correo electrónico, incluidos notas de prensa o relatos personales de denuncia sin soporte documental. De hecho, hay documentos firmados por el remitente, cuando la esencia misma de un buzón seguro es el anonimato de la fuente. Todos esos mensajes no relevantes se desechan periodísticamente (aunque cada uno tiene su criterio) y luego el equipo de filtrala.org aplica sus propios criterios para liberar la documentación.

Pero también han llegado ya documentos útiles y relevantes. En los últimos días hemos publicado algunas piezas que tenían como referencia o incluían la información recibida en filtrala.org. Por ejemplo este reportaje sobre la venta de patrimonio público para ahorrase el mantenimiento de edificios o esta noticia sobre el gasto de la Comunidad Valenciana en Marina D’Or justo antes de declarar suspensión de pagos. En todos constan enlaces a los documentos completos ya liberados por la asociación Associated Whistleblowing Press, la que está detrás de filtrala.org.

En este caso, en el del documento que publicamos hoy junto a un análisis técnico y social de su contenido, el material que nos ha llegado es exactamente del tipo para el que está pensada la herramienta. Se trata de una documentación oficial, confidencial, que ha pasado por las manos de alguien que, sin más que añadir porque habla por sí sola, ha decidido remitirla a varios medios digitales para que se hiciera pública. El trabajo en cada redacción (verificación, coordinación, maquetación, análisis, redacción…) ha sido a contrarreloj para poder hacer público el documento justo en el día en el que se cierra el plazo que establece la Comisión Europea para recibir respuestas al borrador.

Formar parte de un grupo de medios que no trabaja desde la competencia sino desde la cooperación y la complementariedad; participar en reuniones donde nos ayudamos para que cada uno saque lo mejor de lo que pueda dar, desde la independencia; publicar una exclusiva internacional que puede servir además a la defensa más informada de los servicios públicos contra el ahogo comercial de las políticas sociales; hacerlo gracias a la participación ciudadana y la tecnología. Se parece mucho a lo que pensamos que será el futuro.

Actualización: El Financial Times se ha hecho eco de la documentación que publicamos en eldiario.es

Share

Vídeos, democracia, elecciones y fronteras

Salgo hacia Polonia para la entrega de premios del Radical Democracy: Video Challenge for an Open Europe, un concurso europeo para videoactivistas en el que han participado cerca de 200 autores de toda Europa. He sido parte del jurado de tres personas que ha elegido los 5 premios y 5 menciones especiales. Hay nivel y algunos de los más destacados son españoles. El domingo por la tarde tendremos ganadores  y en eldiario.es iremos publicando un vídeo cada día hasta la jornada electoral.

rdvc_full-logo

El proyecto es posible gracias a la Doc Next Network, una red de creadores audiovisuales y proyectos culturales dentro de la que vienen colaborando en los últimos años el colectivo ZEMOS98, por ejemplo en el último Festival Internacional ZEMOS98 dedicado a las fronteras y las migraciones.

En ese festival estrenaron el espectáculo más interesante y estimulante sobre una temática de derechos humanos que recuerdo: €urovisions, una mezcla de cine y música pinchados en directo con un archivo apabullante de imágenes relacionadas con el día a día de la inmigración. En eldiario.es lo describimos así.

Y luego a Amsterdam

Ese espectáculo ahora viaja a Amsterdam; se estrena el 20 de mayo en el Eye Film Institute y antes de la proyección participo en una charla donde presentamos Remixing Europe – Migrants, Media, Representation and Imagery, un libro clave para unir los casos aparentemente inconexos de xenofobia o discriminación mediática de los migrantes en Europa. En el capítulo que me corresponde, hablo del caso de aquellos que dieron la voz de alarma de los desahucios y la burbuja de la vivienda, que ellos ya estaban sufriendo, antes de que el resto de la sociedad española se diera por aludida.

El libro, en inglés, puede leerse online.

Share

La foto fija del Heraldo de Madrid, 75 años después

20140331-170936.jpg

Acaba de llegar a los kioscos un ejemplar único, un evento hecho periódico. Se trata de una edición especial del Heraldo de Madrid, un diario cerrado en 1939 por falangistas cinco días antes de que terminara la Guerra Civil. Se recupera la cabecera para que periodistas de varios medios jóvenes publiquemos juntos en homenaje al periodismo valiente de aquel tiempo y como foto fija de otro momento de la historia, el nuestro.

No conocía la historia del Heraldo de Madrid. Supongo que eso le pasará a otra mucha gente, que se encuentre en el kiosco con uno de los 100.000 heraldos que ya se venden en toda España. Digo sin rubor que la he conocido gracias a este número, en el que además tengo el honor de escribir. Ha sido una invitación-lección de historia que hay que agradecer al equipo que lo ha sacado adelante, un grupo de trabajo compuesto por periodistas de eldiario.es, InfoLibre, La Marea, Alternativas Económicas, Materia, Jot Down, Mongolia, Libero, fronteraD y más compañeros de aventura, porque todo esto que hacemos lo es.

Mi artículo es una invitación a pasar página, no para olvidar las ya leídas sino para seguir descubriendo por dónde nos lleva la historia, sin olvidar de dónde viene pero sin miedo a conocer nuevos personajes, nuevos giros en el guión. Hablo de ‘Nuevas voces para nuevas conversaciones’ sobre el presente y para el futuro. Entre esas voces tienen que estar las voces de las mujeres. Entre esas nuevas conversaciones que nos debemos está la de cómo pasar de una igualdad de boquilla a una relación justa, real, entre mujeres y hombres. Hay pocas mujeres firmando en el Heraldo de Madrid. En el de 1939 y en el de 2014. Eso también está en la foto fija de lo que somos, en España, en “la izquierda” y en el periodismo, aunque sea en forma de mancha inadvertida en el objetivo del fotógrafo. Una gran señal contra la autocomplacencia.

Recuperar para la memoria social una cabecera censurada, reunir a varios medios del presente con poco tiempo y pocos medios para que colaboren juntos a toda velocidad, sentar a excompañeros de trabajo quedándose con lo bueno y empujando juntos de nuevo para un proyecto que requiere generosidad, conseguir el aplauso del resto del sector. No se han conseguido pocas cosas. Enhorabuena, Heraldo de Madrid. Y sigamos pasando páginas.

Share

Mis futuros jefes

Becarios at work

Se sientan muy rectos. En su perfil de Twitter alguno pone que es muy hablador, pero quién lo diría. Tú les lanzas miradas de culpa cuando les pides que hagan algo que supone un poco de esfuerzo más del que ya se meten cada día entre pecho y espalda. Te perdonan con una mirada convencida: “que sí, que claro que lo hago”.

Ellos no lo saben, pero cabe la posibilidad de que en un futuro sean mis jefes, de la misma manera que yo he tenido que aprender a coordinar el trabajo de personas de las que una vez fui becario (gracias a ellos también por la generosidad). La vida da muchas vueltas.

Belén le contará algún día a sus colegas o a sus hijos que fue la primera becaria de eldiario.es, espero que con orgullo. Llega por la tarde, agobiada por los trabajos y los exámenes, y aprovecha para desahogarse sobre alguna profesora exigente que, vaya, es colaboradora de nuestro medio. Enciende el ordenador y por fin se encuentra con las herramientas que le motivan: diseño, visualización, bases de datos. Hacemos lobby. Es la becaria más joven pero se le ve que hace mucho que le sobra la carrera.

Sofía me da envidia a ratos porque hace temas que me gustaría poder escribir a mi. A cambio, me deja de vez en cuando, con permiso de Natalia, que le cuente cómo lo haría yo, miramos juntos los enfoques y editamos los reportajes. Es fácil, porque ella los escribe muy bien. También le caen marrones, a pares. Y los asume con la misma mezcla de estoicidad y cuidado.

Mónica se sienta frente a Marta, pone el piñón fijo y se pone a pedalear. Se sienta justo en la silla que no veo por culpa de la única columna que hay en la redacción. No la veo, no hablamos mucho, pero uno intuye que ahí detrás pasan un buen montón de cosas porque muchas de ellas acaban asomando con la excusa de alguna entrevista, de alguna reseña, de alguna rocambolesca muerte del algún rocambolesco actor.

Laura quería venir y dejó hace poco sus prácticas en otro medio para seguir aprendiendo con nosotros. Eso es valiente. Esta redacción es pequeña y de lo que más se aprende aquí es de que todo está cambiando, que tenemos muchas dudas, de que estamos cincelando la personalidad del medio, entre meandros y convencimientos. Ella observa, trabaja y nos ayuda a que esa personalidad sea más social, más sensible, más serena.

Echamos de menos a David, que pasó con nosotros un verano muy intenso, al que no queremos muy lejos y sigue colaborando con nosotros, pateándose la calle cuando se llena y publicando reportajes necesarios. Echamos de menos a mi tocayo Juanlu, que cuántas veces nos confundieron, y su enfoque siempre analítico. Echamos de menos a Juan, que publicó exclusivas y fue entrevistado en la tele por ellas – el becario de investigación, le llamábamos. Echamos de menos a Gema, su persistencia y sus ases en la manga.

Sé que todos ellos piensan, y ojalá fuera todo tan sencillo, en que si Gabriela pudo, ellos también. Gabriela ha sido la primera becaria que luego ha sido contratada. Cuando todo se confirmó fue un día feliz, para todos. Gabriela es mi principal cómplice en los sueños de Desalambre. Tuvimos un flechazo profesional cuando, en una de esas improbables veces que entregar un CV en mano en la redacción funciona, le dije que volviera para que charláramos. Ella había sido fan del primer Periodismo Humano y yo ya era fan de ella.

Los becarios, los compañeros con los que comparto la redacción, han venido a aprender pero me han enseñado este año unas cuantas cosas. Y una es que, ay, ser jefe no sale gratis. Con ellos la relación no es como la que puedo tener con otra gente de su edad, gente que conozco en las universidades o que hay en mi entorno personal, de la que me siento muchas veces mucho más cerca que de la parte experta, y a veces viciada, de la profesión. Pero con los becarios de tu redacción no es lo mismo, no debe ser lo mismo. Hay muy buena relación, pero a fin de cuentas soy su jefe. Me han obligado a madurar. Pero me vengaré, me vengaré, malditos, cuando la vida siga y quizá mis jefes seáis vosotros.

Share

Un año sin frenos

Hablé con su madre, tras horas de viaje en coche hacia la India más rural y junto a un campo de arroz desde el que se veía el el pico del Everest. No le pregunté a aquel niño su nombre pero me voy a acordar siempre de su mirada.

Hablé con su madre, tras horas de viaje en coche hacia la India más rural y junto a un campo de arroz desde el que se veía el Everest. No le pregunté a aquel niño su nombre pero me voy a acordar siempre de su mirada bicolor y de esa cana asomada al flequillo. Es desde luego lo que me ha venido a la cabeza hoy al pararme a pensar en 2013.

¿Qué sentido tiene un repaso del año 2013 casi a mediados de enero de 2014? ¿Qué sentido tiene si está ya todo el mundo saturado de Lo mejor en, Las mejores tal o los Te acuerdas de? Pues no mucho.

Pero me sale así, me sale ahora, me sale con dudas, quizá contenido por esa sensación de estar satisfecho mientras a mi alrededor hay tantos motivos para el desánimo en lo periodístico, en lo personal, en lo social. Así que aquí va un recorrido por el trabajo de un 2013 muy intenso. Un año sin frenos.

Los primeros papeles

Empezamos fuerte. Cuando cae un bombazo en la vida política como la publicación de Los papeles de Bárcenas se ponen a prueba las redacciones. Vivir la experiencia en una casi recién nacida pero con músculo más que suficiente para reaccionar te reconcilia mucho con el periodismo. Aportar lo tuyo al qué y al cómo trabajado en equipo es una gozada. Aquellas semanas eldiario.es enlazó mucho, publicó mucho y creció mucho en poco tiempo.

Nace Cuadernos

Parte de la portada del número 1 de Cuadernos de eldiario.es

Parte de la portada del número 1 de Cuadernos de eldiario.es

Soy un periodista de Internet, criado en la radio y con algunas experiencias en televisión. Pero no, nunca, he trabajado en papel. En eldiario.es, con la revista trimestral monográfica Cuadernos, he podido vivir la aventura de las rotativas, la tinta, la maqueta, la tirada; la pesadilla de la distribución. Me han dejado aprender.

Decir “vamos a hacer una revista en papel” da vértigo. Vértigo para los que han pasado por periódicos que cierran, que hacen EREs, que flaquean entre gritos de “¡el papel ha muerto!”. Vértigo también para los que nunca han trabajado en un medio impreso. Así que, por trauma o por desconocimiento, el día que dijimos “¿y si hacemos una revista en papel?”, se nos erizaron a todos un poco los pelos del cogote. Pero algo tiene ese maldito papel, seductor y fetiche.

Un vídeo de aquel momento previo al parto:

El informe secreto de las preferentes 

Esto del periodismo tiene mucho de sentirse útil. Pensar al final del día que tu trabajo realmente tiene un uso social. Por eso uno de los momentos más especiales del año fue la publicación en exclusiva del informe secreto de la CNMV que acreditaba que miles de personas habían sido estafadas por las preferentes. “Incumplimiento generalizado de la ley”, decía el documento que ahora sirve como prueba en los juicios donde los clientes reclaman sus ahorros.

Turquía se enciende

Protestas en Estambul (Juan Luis Sánchez)

En junio de 2013, la juventud de Estambul dijo basta. El parque Gezi se convirtió en símbolo de la protesta contra el gobierno de Tayyip Erdogan. Las primeras fotos desde la zona nos recordaban tanto a escenas que habíamos visto en Madrid, El Cairo, Wall Street… ¿Qué elementos en común había? ¿Era un ejemplo de revuelta interconectada? Viajé a Estambul para intentar describir el ambiente de manera que desde España se pudieran sacar conclusiones, con ojos entrenados en las plazas de aquí. Publiqué la serie de reportajes, vídeos y fotos titulado Turquía se enciende.

Entrevista con Hervé Falciani

Justo a la vuelta de Turquía estaba esperando otro reto para el trabajo en equipo que venía gestándose desde hacía meses: la primera entrevista en vídeo a Hervé Falciani, el informático exempleado de HSBC que tiene en su poder una enorme lista de defraudadores fiscales en Europa.

Desalambre

Y solo una semana después, el 17 de junio, otra enorme satisfacción: dar luz a Desalambre, la comunidad de periodismo y derechos humanos de eldiario.es donde se publican perlas de reporterismo y además contenidos impulsados por organizaciones de la sociedad civil.

En solo tres meses, y con el verano de por medio, Desalambre recibe el aplauso del activismo y de los profesionales del tercer sector y se lleva el premio Enfoque como uno de los espacios que mejor tratan el cambio social, organizados por la Coordinadora de ONG y la Universidad Carlos III.

Y eldiario.es, mejor medio

En esos mismos premios, eldiario.es se llevó el galardón al mejor medio tras una votación sumada de expertos y público. Fue un día enormemente feliz, porque además de los tres medios nominados para ese premio he participado en la fundación de dos (eldiario.es y Periodismo Humano) y eso reconforta.

Premio Lupa del Público de los Premios Enfoque

Las 10 mareas del cambio

Y el libro. En septiembre, coincidiendo con el primer aniversario de eldiario.es, sale hacia las librerías Las 10 mareas del cambio, un ensayo/reportaje sobre los nuevos discursos políticos que se abren tras la fractura social producida por la crisis y su gestión. Se me desborda la lista de agradecimientos a la gente que me ha ayudado a pensar, dar forma y contenido al libro, luego a repensarlo, que además me ha regalado anécdotas como esta:

Las 10 mareas del cambio junto al libro de Belén Esteban en la sección Ciencias de la Información de La Casa del Libro

Las 10 mareas del cambio junto al libro de Belén Esteban en la sección Ciencias de la Información de La Casa del Libro

India: la cuna de la pobreza y de los comerratas

Ha sido la experiencia personal más dura del año y también la que más me ha realizado profesionalmente, al menos a esa parte de mi que se resiste a dejar de ser un reportero. Los reportajes y fotos desde la zona más pobre y superpoblada de India tuvieron una repercusión que no es habitual para este tipo de temas. La historia de los comerretas resume la miseria de una tierra que es un paraíso para los dioses y una ciénaga para sus mortales.

Madre e hijo en Varanasi, India (Juan Luis Sánchez)

Las cuchillas de la valla de Melilla

Todo el mundo tiene sus fijaciones. Yo la tengo con Melilla, vamos a pensar que justificadamente. Se trata de una ciudad de la que se habla poco para todo lo que supone, todo lo que alberga, todo lo que tapa. En Desalambre andábamos preparando un especial sobre la valla de Melilla justo cuando el Gobierno decidió reponer el alambre de cuchillas que en realidad nunca llegó a retirarse del todo. Fuimos el primer medio nacional en percatarse de la noticia y le hicimos un seguimiento continuo no desde ninguna trinchera partidista sino desde el rigor y el enfoque de derechos humanos.

Compartiendo aciertos y errores

Saben muchos compañeros que trabajan en grandes medios que suelo ser muy crítico con las dinámicas y las inercias tradicionales del periodismo, que a veces me pongo en modo-antiperiodista, pero también saben que es siempre por amor irracional por este trabajo. Lo saben, creo yo, porque si no no me invitarían a según qué cosas.

Este año he estado dando clase en el Máster de Innovación de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche, compartiendo experiencias en la Escuela de Periodismo de El País, debatiendo con el editor del BBC College of Journalism, charlando con alumnos de facultades de Madrid, Sevilla, Barcelona… He participado en talleres de periodismo de datos o relacionados con Cooperación.

Me quedo con un momento: estar explicándole a alumnos de periodismo cómo hacer un streaming… y de pronto darme cuenta de que ellos estaban haciendo un streaming para que sus compañeros de Erasmus pudieran escuchar la clase. Zas.

Los correos de Blesa

El año nos reservaba una traca final. Todavía estoy recuperando las pestañas, quemadas durante una semana vertiginosa a mediados de diciembre: en eldiario.es tuvimos acceso a miles de correos del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y extraer de ellos información relevante sobre momentos clave de la vida política y económica española. El contacto con las fuentes, el proceso y análisis de la información, los debates en la redacción, el trabajo de madrugada. La experiencia más intensa y la sensación del trabajo bien hecho y en equipo para cerrar un año inigualable y sin frenos. Ahora que ha empezado 2014 lo sé.

Share