iHobo: pon un pobre en tu iPhone

Si no le ayudas a conseguir comida, se muere de hambre. Si no le prestas algo de abrigo, se muere de frío. Si no le das algo de dinero, no podrá arreglárselas por su cuenta. Una ONG británica, DePaul, preocupada porque solo consigue donaciones de gente muy mayor, ha recurrido al ‘efecto tamagochi’ para ver si así consigue concienciar sobre los problemas de la indigencia a los usuarios de iPhone, el teléfono que marca tendencia de lo moderno.

Imagen de previsualización de YouTube

Momento del juego. Entre las opciones que puedes darle a "tu iHobo" hay un saco de dormir, un sandwich o algunas monedas. Si le das dinero cuando está en un mal momento, irá a por drogas.

Se trata de la aplicación gratuita para el iPhone iHobo, que desde el 30 de abril está disponible en Reino Unido. Una persona sin casa, sin dinero y sin trabajo “vive” en tu teléfono durante tres días. El móvil suena cuando necesita algo. Los usuarios tienen que tomar decisiones sobre la vida virtual de esta persona y prestarle apoyo emocional. Si no eres responsable, el sintecho empezará a tener problemas con las drogas, sufrirá alteraciones nerviosas y puede que te despierte a las tres de la mañana pidiendo ayuda o que finalmente muera. “La idea”, dicen desde la ONG, “es que los jóvenes aprendan a ponerse en su lugar y sepan cuáles son sus necesidades sociales”. Al final del juego, aparece una pantalla para que dones dinero para atender a “sintechos de verdad”.

En la red hay ya comentarios de quienes lo han probado: “Una de las pocas aplicaciones que me he bajado y que realmente tiene un mensaje detrás”, dice uno.”Potente, sencillo y efectivo; buena idea”, dice otro. “Es divertido! Aunque la verdad es que no sé si me voy a resistir a ver cómo puedo hacer que mi vagabundo se muera de hambre, jejeje”, apunta otro comentario, y no es el único que se expresa en este tono.

Cuando se unen creatividad y problemas sociales casi siempre viene en el lote algo de polémica. Debates sobre los límites. Hemos llamado a John Wood, de la agencia de publicidad Implicate.org, que trabaja exclusivamente con organizaciones sociales o proyectos como periodismohumano (nuestro vídeo es de ellos). “Este tipo de campañas me parecen muy bien siempre que sea algo bueno para los objetivos de la ONG, que es lo que cuenta, y no sea un pufo para que la agencia de publicidad que lo ha hecho llame la atención o gane premios, que también pasa”, nos dice.

Uno de los trabajos más polémicos y famosos de Implícate fue SofiaSexy.com, una web que hacía creer al usuario que estaba en trato directo con una mujer procedente de Polonia que ofrecía sus servicios sexuales para luego ‘colarle’ información sobre violencia de género y trata de blancas. “Después de toda la polémica”, nos dice Wood, “nuestra conclusión es clara: hay que arriesgar. Si no, no llegas a la gente que te interesa”. También nos cuenta que en su trabajo diario nota “cierto purismo y exceso de corrección en muchas organizaciones, mucha lupa para que nada se interprete mal. Es lógico, a fin de cuentas manejas las miserias ajenas”.

Una persona duerme en las calles de Madrid (Wikicommons)

Queríamos saber también la opinión de la EAPN España, que agrupa a varias organizaciones europeas de lucha contra la pobreza y la exclusión social. Más allá de esta campaña en concreto, en EAPN no apoyan aquellas iniciativas que no cuenten con “la dignidad” de las personas afectadas. “Apostamos por dar voz a las personas” que están en esa situación, “dándoles oportunidades de participar, expresarse y proponer”. Su trabajo de promoción va más en el camino de “hacer visibles a las personas, destacar el papel que juegan las ONG de acción social en el apoyo a estos colectivos y fomentar el debate en los medios de comunicación sobre cómo se tratan los temas relacionados con la pobreza”.

De un lado, una sociedad que casi nunca reacciona a nada que no sea lúdico, ocioso o vinculado a las tendencias. De otro, organizaciones que se desgañitan y que muchas veces sólo son escuchadas por los que ya están convencidos. Sus ideas se convierten entonces en una materia prima más del márketing, cuyo trabajo es codificar el mensaje de manera que sea apetecible para el ciudadano. Y los ciudadanos tenemos móvil, que usamos a veces para jugar mientras andamos por la calle, quizá pasando junto a un indigente sin reparar en él. Next level.

Share

Radioactivos 13 – la primera rueda de prensa 2.0

“A tomar por saco”. En el Radioactivos de esta semana se supone que debería haber hablado del Tengo una pregunta para usted de esta semana. Pero a tomar por saco. Después de la que montaron el miércoles por la noche la gente de ZEMOS98 realizando la primera ‘rueda de prensa 2.0′, ¿quién quería hablar de Tengo una pregunta para usted…?

Así que me salté el guión, me “apropié del espacio” y obligué a Sofía y Juan a contestarme a mi, y no al revés. Explicaron por qué decidieron hacer un evento retransmitido a través de Internet en lugar de realizar una rueda de prensa convencional para presentar su nueva imagen. Y explicaron qué sintieron al tener a 50 personas conectadas al chat de la retransmisión y a todas las personas que desde twitter también hacían preguntas sobre marketing, sobre cultura libre, sobre organización y estructura, sobre la relación de una empresa cultural con las administraciones públicas.

Echaron muy poco de menos a los periodistas. Y a partir de ahí, hemos charlado sobre la función de las ruedas de prensa y el cambio que está por venir. Lo mejor es que lo escuchéis.

[display_podcast]

Y, de camino, disfrutad con el resto del programa. La pieza de Escenicofrénica que empieza después de mi intervención es… impresionante. Felicidades, labambola.

Felicidades, ZEMOS98.

Share